Domingo , 24 junio 2018
Noticias Destacadas

Exposición benéfica de pintura con obras originales de la colección Fundación Caja Inmaculada

La Fundación Caja Inmaculada inaugura en su Sala CAI Luzán (P.º de la Independencia, 10. Zaragoza) una gran exposición benéfica integrada por fondos de su colección. En concreto, pondrá a la venta 162 cuadros originales de diez prestigiosos pintores aragoneses contemporáneos: 113 se podrán ver y adquirir desde el miércoles hasta el 5 de diciembre en una magnífica colectiva que se celebrará en la Sala CAI Luzán, y 49 que se expondrán a partir de noviembre en otros espacios de la entidad en Zaragoza, Huesca y Teruel.

Se trata de una iniciativa absolutamente novedosa en Aragón y, posiblemente, en España, por sus características. Por primera vez la entidad se desprende de una pequeña parte de su colección pictórica para ponerla al alcance del público, a un precio asequible, y destinar los fondos obtenidos a luchar contra la pobreza y la exclusión social. El importe de la venta se donará íntegramente a la Coordinadora de Centros y Servicios para Personas sin Hogar de Zaragoza, de la que forman parte Cáritas, Hermandad del Refugio, Albergue Municipal, Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, Parroquia de Nuestra Señora Del Carmen, Fundación La Caridad, Centro Social San Antonio, Centro de Día y Consigna San Blas y Cruz Roja.

expoLos cuadros que conforman la exposición fueron pintados hace años por Sergio Abraín, Santiago Arranz, Natalio Bayo, Pascual Blanco, José Luis Cano, Julia Dorado, Miguel Galanda, Enrique Larroy, Teresa Salcedo y Pilar Urbano. Son excelentes piezas que pertenecen a la colección institucional de la Fundación Caja Inmaculada, cuyo conjunto supera actualmente las 2.400 obras de todos los estilos, formatos y técnicas, realizadas por autores contemporáneos, con especial predominio de aragoneses. Dentro de este fondo global se han conservado, como no podía ser de otra manera, obras importantes de cada uno de los diez artistas de la exposición para seguir garantizando su presencia dentro del patrimonio artístico de la entidad.

Por lo tanto, el hecho de que la Fundación Caja Inmaculada haya adoptado esta decisión no solo no perjudica al conjunto de su colección, sino que, además, contribuye al alcanzar uno de sus objetivos prioritarios, como es la asistencia a personas que se encuentran en circunstancias de vulnerabilidad o exclusión social.

Las obras expuestas se pintaron entre los años 1979 y 2005, dentro de las acciones de apoyo de la entidad al trabajo de los creadores aragoneses. En esos años, Caja Inmaculada efectuó encargos especiales a destacados artistas para decorar sus propias oficinas e instalaciones y, en ocasiones, como regalo institucional de prestigio.

 

Acerca de Gemma Colás Blasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top