Domingo , 22 abril 2018
Noticias Destacadas

Oakland Zaragoza, humildad y esfuerzo para triunfar

Oakland Zaragoza nace a finales de 2008 con la unión del vocalista y guitarrista Mario Funes y el batería Diego Hernández con Jorge Pinos, otro joven zaragozano que se convertiría en el bajo de este nuevo grupo pop/rock. Ya en 2009 se incorpora Javi Meneses a la guitarra tras una etapa de experimentación en la noche de la ciudad del Ebro. La fama les llegará en 2010 con numerosas apariciones en los medios de comunicación y diversos premios, como el de mejor Propuesta Joven del concurso PopyRock. Hoy, tras introducir cambios en el grupo, vuelven con las pilas cargadas para dar mucho que hablar en los próximos años.

La cita tiene lugar en el Café Botánico, un clásico ya del terraceo zaragozano. Al encuentro acuden tres de los integrantes del grupo: Jorge Pinos, Samuel Sancho y Santiago Pérez.  A simple vista lo que primero se observa al sentarse con ellos es que son una piña. La amistad, ante todo, va por delante, como reconoce nada mas comenzar Samuel, el último, junto con Santiago, en incorporarse a Oakland.

Sin duda, uno de los secretos a voces del mundo de la música es la dureza que entraña ganarse un nombre. La entrevista comienza por ese apartado tan controvertido a veces, el lado oscuro de la industria, y Santiago es quien primero toma la la palabra. Según él, los inicios son fáciles y divertidos, pues no haces mas que pasar el rato  con tus amigos y eso es lo que importa, reconoce. Conforme pasa el tiempo, continua, te das cuenta de que quieres aspirar a algo mas, y es entonces cuando das de bruces con la pared, pues no tienes ni idea de como emprender esa carrera. Samuel añade, poco después, que en realidad en Oakland no han existido grandes problemas, pues la dinámica y forma de trabajar es compartida por todos y lo que premia es el buen rollo, antes que la obsesión por la excelencia. A colación de su compañero, Jorge sentencia que es importante la humildad y el tener claras las cosas, para no terminar desuniéndose por diversos intereses, como así les ocurre a otros grupos.

Y es que a los Oakland pronto les llegaron los éxitos. El recurrente problema de cómo afrontar la fama es la siguiente cuestión que se plantea.  Jorge bromea al principio con que el boomsi es que algún día lo fue, añade jocoso, comenzó un año en el que se presentaron a varios concursos. Lo mejor, según él, es que el hecho de ver cómo avanzas te permite seguir adelante con motivación además de, claro está, obtener beneficios como la posibilidad de montar un estudio y empezar a profesionalizarse. Santiago y Samuel reconocen además que el éxito se incluye dentro de una sucesión lógica de acontecimientos y que uno se termina acostumbrando. Las anécdotas también han marcado su evolución, comentan, como cuando tocaron de teloneros de Loquillo y el público era mucho mas exigente, no ya por el nivel propio, sino obviamente por el contexto.

Después de los premios y de aumentar su público potencial, el grupo sacó su primer disco coincidiendo además con la grabación de un videoclip en la vieja estación de Canfranc, para ilustrar una de sus nuevas canciones. Hablando ya del disco, Jorge afirma estar contento con el trabajo pero reconoce que todavía es un proceso que refleja una búsqueda de esencia personal. Santiago añade que el impacto social de publicar disco es importante pero que sobre todo a nivel personal, es un triunfo. Además, para Samuel es una auténtica tarjeta de presentación.1002927_1426141607601750_1008290048_n

Pasado un tiempo, los Oakland publicaron su siguiente disco, Segundo Plano. En opinión de Jorge, el hecho de publicar un segundo disco supone ya pasar a una fase mas adulta, en la cual se comienza a notar un estilo propio. En pocas palabras, se podría hablar por tanto de una consolidación del grupo a nivel estilístico y también como proyecto.

Ya en la actualidad, el grupo vuelve renovado tras un parón incluyendo a dos nuevos integrantes, los citados Samuel y Santiago, y con diversos proyectos en mente. Éste último es el primero en hablar de la nueva etapa del grupo. Santiago cuenta que tanto Samuel como él vienen para aportar, tras tiempo atrás tocando de forma independiente, y que, al ya conocer Oakland y su funcionamiento, es mucho mas fácil emprender este nuevo reto. Jorge añade además que, tras pasar años sin moverse, tanto Mario -vocalista- como él decidieron darle una vuelta y buscar a nueva gente para hacer resurgir el grupo.

Han sido siete años de conciertos por todo Aragón, de participación en las Fiestas del Pilar y de publicación de varios discos, entre otros acontecimientos.  En este casi final de la entrevista, ya convertida en conversación entre colegas, la charla se sumergió en el futuro de Oakland. Samuel habla muy seguro, el primer paso es tocar en otro país. Jorge añade que Francia sería el destino ideal en este momento, cuando las posibilidades económicas lo permitan. Por otra parte, Santiago, en pose mas cómica, reconoce que lo mas importante es seguir “haciendo el idiota” y pasárselo bien, sea donde sea.

Antes de la despedida, era inevitable hacer recuento de lo vivido durante este tiempo. Todos coinciden en que ha merecido la pena y que las expectativas se han ido cumpliendo con los años. A partir de ahora solo queda seguir hacia adelante poniendo sobre la mesa nuevos objetivos y soñando día tras día.

*Agradezco a Jorge, Santigo y Samuel su tiempo para realizar la entrevista

Acerca de Sergio Rupérez

Blogger Redactor en Made in Zaragoza, Ocio Urbano Zaragoza, TempusFugitNews Polikracia y Micrófono Abierto. Estudio Información y Documentación. Periodista en ciernes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top