Viernes , 19 octubre 2018
Noticias Destacadas

El patinaje no conoce límites

La asociación de patinaje Patinar Zaragoza y ONCE realizaron recientemente la tercera edición del curso de patinaje gratuito para invidentes y deficientes visuales con el que volvieron a demostrar que en este deporte no existen barreras.

Raúl Simón en un momento del curso.

Raúl Simón en un momento del curso.

La iniciativa de enseñar a patinar a personas con deficiencias visuales comenzó el pasado año 2014 y a la hora de ponerla en marcha tuvo un papel decisivo Raúl Simón, miembro de la asociación Patinar Zaragoza y afiliado de ONCE. “Fue sencillo. Simplemente pensé que si el patinaje me servía a mi, podía servir a otras personas en mi situación así que decidí planteárselo a las dos partes implicadas”, afirma Raúl. El apoyo fue total y junto con Patinar Zaragoza comenzaron a desarrollar la idea. Se pusieron en contacto con Rollerblade España y Skatefeellings para solicitarles un préstamo de patines para que de esa forma quienes quisieran realizar el curso no necesitasen disponer de patines y lograron encontrar el apoyo que necesitaban. “Creímos que con esto podíamos ayudar a romper con la sobreprotección que a veces tienen los padres sobre los niños con deficiencia visual o ceguera. Queríamos demostrarles que podían olvidarse de sus problemas y simplemente patinar como uno más” recuerda Luis Leiva, miembro de la junta de Patinar Zaragoza.

La primera edición del curso tuvo lugar en mayo del año pasado. Se abrió a todo aquel que estuviera interesado en realizarlo y se estudió cada caso para estar al corriente de las necesidades específicas de cada participante y adaptarse a ellas. “ONCE nos proporcionó material específico como pértigas para las personas con movilidad reducida o chalecos de monitor y una vez sobre el terreno eran los voluntarios quienes con total naturalidad preguntaban a los participantes hasta dónde llegaba su visión en cada caso”, cuenta Raúl Simón.

La experiencia fue buena, tan buena como complicada, pues en muchos casos se trataba de personas que nunca se habían puesto unos patines. “Tras romper el hielo tenías que conseguir que confiaran en ti, que dejasen que les guiaras y esa confianza que se acababa generando unida a la ilusión desbordante que tenían, fue creando un vínculo muy especial entre los voluntarios y los alumnos”, recuerda con una sonrisa Luis Leiva quien también participó como voluntario en el curso.

Luis Leiva y su alumna Elisa.

Luis Leiva y su alumna Elisa.

Precisamente él, vivió en primera persona esa unión tan grande, esa magia especial que podía llegar a surgir entre un voluntario y un alumno, entre dos personas, a fin de cuentas totalmente desconocidas. “Tras varios cursos veo a Elisa que no había patinado nunca y que solo ve de cerca, veo sus progresos, su ilusión, las ganas que tiene de aprender… y solo puedo decir que se me cae la baba. “Me encanta patinar, pero desde luego renunciaría a dar mil vueltas patinando por el meandro del Ebro por estar dos horas más patinando con ella” , afirma un emocionado Luis.

Los resultados de este primer curso soprendieron y emocionaron a todos por igual. “Ver a una persona que no se ha puesto nunca unos patines, que prácticamente no ve, que en dos clases ya está preparada para ir a una ruta de iniciación, girando, frenando, bajando cuestas… te sorprende, pero desde luego te da una lección enorme de superación frente a la adversidad”, recuerda Luis Leiva.

Además, en este primer curso hubo tiempo para intercambiarse los papeles. Para que los monitores hicieran de alumnos con ayuda de unas gafas especiales que limitaban su visión o la anulaban por completo. El resultado les hizo valorar aún más el enorme esfuerzo que quienes participaban estaban realizando.

Tras el éxito rotundo del primer curso, hubo que plantearse un segundo que finalmente llegaría en noviembre. Hubo gente que se quedó tan contenta que repitió y que incluso, decidió comprarse sus propios patines. “Hubo varios padres que me pidieron asesoramiento a la hora de comprar unos patines a sus hijos y para mi fue una satisfacción poder ayudarles”, cuenta Raúl Simón.

Pero si este curso de patinaje para invidentes y deficientes visuales va ya por su tercera edición (y las que le quedan) es sin duda gracias al trabajo desinteresado y cargado de ilusión y cariño de los voluntarios de Patinar Zaragoza sin los cuales no habría sido posible llevarlo a cabo. “Nuestra filosofía es promover el patinaje, por lo que cuanta más gente patine y se divierta haciéndolo, mejor. Además este tipo de iniciativas nos permiten devolver un poco del tiempo que otros invirtieron en que nosotros aprendiésemos a patinar, por lo que enseñarles a patinar a ellos o a cualquier otra persona es lo mínimo que podemos hacer”, destaca Luis Leiva.

Fueron muchos los voluntarios que participaron en la iniciativa.

Fueron muchos los voluntarios que participaron en la iniciativa.

Pero a la lista de logros conseguidos por esta entrañable iniciativa hay que añadir uno más. Voluntarios de Patinar Zaragoza realizan una jornada de patinaje para los niños que durante el mes de julio asisten a las colonias urbanas que ONCE organiza en el colegio Jean Piaget. En ella una vez más, les enseñan, se divierten y como ellos mismos reconocen, “reciben mucho más de lo que dan”.

Patinar Zaragoza y ONCE continuarán con esta iniciativa y en unos meses volverán a realizar un nuevo curso gratuito y abierto a todo aquel que quiera participar. Con él volverán a demostrarles a las personas ciegas y con problemas visuales que aunque su vida pueda estar condicionada, en lo que respecta al patinaje, no está limitada en absoluto y a ellos, una vez más, les faltarán palabras de agradecimiento.

Acerca de María Espinosa Esteban

María Espinosa Esteban. Colaboradora / Redactora de Ocio Urbano Zaragoza. Licenciada en comunicación audiovisual por la Universidad Rey Juan Carlos. Con experiencia en diferentes medios de comunicación ha trabajado como redactora en el diario Equipo, Radio Zaragoza (Cadena SER) y Localia Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top