Lunes , 21 agosto 2017
Noticias Destacadas

Las campanas del Pilar

Los que habitualmente deambulen por el centro de Zaragoza estarán más que habituados a escuchar de fondo el sonido de las campanas del Pilar, la mayoría de las veces dando las horas y en algunas ocasiones llamando al culto, aunque esto no siempre fue así. A partir de la segunda mitad del siglo XX empezaron a introducirse importantes cambios que modificaron sustancialmente tanto el número de toques, como el sonido. Para introducirnos en el tema, e intentar  conocer un poco mejor a las campanas del pilar,  las grandes protagonistas de esta historia,  nada mejor que los estudios realizados por el valenciano Dr. Francesc Llop i Bayo.

Si estando en los alrededores del Pilar escuchamos sus campanas, de forma instintiva las vista se nos irá hacia las cuatro torres que franquean sus cuatro esquinas, pero de estas cuatro torres, sólo dos cumplen la función de torre campanario; más concretamente las situadas en la fachada que da a la plaza, siendo las otras dos, las que miran a la ribera, torres meramente decorativas.

untitled

Fotografía tomada en 1922 desde la torre de La Seo.

En la más antigua de estas dos torres campanario, es decir la más cercana a la fuente de la Hispanidad, también conocida como torre de Santiago, es donde se sitúan las 9 campanas litúrgicas, destinadas a llamar a los fieles y a avisarles del comienzo de los distintos cultos.  La más grande de estas nueve campanas litúrgicas, pesa 3000 kg y como no podía ser de otra manera se le conoce por el nombre de Pilara. A Pilara la acompañan sus compañeras Braulia, Indalecia , Santa Ana,… y así hasta nueve.

En otra época, cada una de estas campanas tenía una función concreta y con su particular sonido daba información a los fieles sobre la importancia de la fiesta que se celebraba ese día, por ello los campaneros del Pilar y de La Seo tenían una especie de manuales, también conocidos como Consuetas, en los que se recogían las distintas clases de toques que se debían realizar según el tipo de fiesta a celebrar: repiques, bandeos, etc.  Por ejemplo los días  2 de enero y  12 de octubre, los dos días  más importantes para el Pilar, era costumbre bandear la Pilara, es decir la gran campana de 3 toneladas. Sabiendo el tamaño y el peso de la campana es fácil imaginar lo difícil y pesado que debía de resultar esta tarea, pero he ahí la pericia del campanero de turno.

Fotografía de la campana Pilara, extraída de la pagina web www.campaners.co

Tan continuos y tan variados eran los toques que se realizaban normalmente en el Pilar, que mientras que en otras parroquias zaragozanas era el propio sacristán el que se encargaba de tañer las campanas, en el Pilar, como en La Seo y en San Pablo, había una persona dedicada exclusivamente al toque y mantenimiento de las campanas. La  relación del campanero del Pilar con su lugar de trabajo era tal, que incluso él y su familia vivían en una pequeña vivienda situada en el interior de la misma torre, a la que se accedía por una puerta que todavía hoy puede verse en la entrada alta de la plaza del Pilar. El último de estos campaneros profesionales fue Simeón Millán Catalan, al que podemos ver en la foto inferior realizando un toque con varias campanas a la vez, valiéndose para ello de sus dos manos y de un pie.

A principio de las década de los 60, todas estas peculiaridades fueron desapareciendo debido a la mecanización de las campanas y también porque no decirlo, a la simplificación de los cultos y ceremonias. Con la mecanización, las campanas no sólo variaron su sonido de forma radical, sino que también su colocación dentro de las torres cambió, dejando su posición tradicional en los vanos de la torre (lo que permitía que las campanas fueran bandeadas, es decir completamente volteadas)  y pasando a situarse en el interior de la misma de un modo propio de la tradición campanera alemana.

campanero

Fotografía extraída de la pagina web http://campaners.com/, titulada El repique de la Catedral de El Pilar, y perteneciente a la Colección de Francesc LLOP i BAYO

Mientras el Pilar tuvo una sola torre, en esa misma torre compartían espacio las campanas litúrgicas y las del reloj, pero cuando a principios del siglo XX se levantó la otra torre en el extremo contrario de la plaza (la más cercana al ayuntamiento), se trasladó a ella el reloj municipal, reloj que venía a sustituir al histórico reloj que durante siglos tuvo la ciudad en la desaparecida Torre Nueva. En ese reloj se recolocó la conocida como Campana de los Sitios, llamada así por las numerosas veces que durante los dos Sitios sirvió para avisar a los zaragozanos de los ataques franceses. La campana de los Sitios fue fundida en 1711 por el maestro fundidor Andrés de Asin y desde su origen hasta nuestros días sigue dando el toque de las horas a todos los zaragozanos. El carácter municipal de esta campana estaba claro desde su fundición, de ahí que en su ciclo decorativo se incluyera el escudo de nuestra ciudad así como una imagen de la Virgen del Pilar y otra de San Valero, los dos patrones de Zaragoza.

En el año 2008 las campanas de la torre de Santiago, volvieron a ser colocadas en su lugar original, es decir dejaron de estar en el interior de la torre para volver a situarse en los vanos de la misma, lo que volvió a hacer técnicamente posible que en determinadas ocasiones  se puedan tocar las campanas al modo tradicional, tal y como hizo Simeón Millán hasta su muerte. Esta recolocación a la posición original fue una gran noticia ya que las campanas y los toques del Pilar, forman parte de ese legado histórico de Zaragoza que nunca debe perderse.

Acerca de Ángel Luis Ibarzo Aldea

Ángel Luis Ibarzo Aldea. Colaborador/Redactor en Ocio Urbano Zaragoza en la sección de Historia de Zaragoza. Licenciado en Historia en la Universidad de Zaragoza, con Máster en Historia Contemporánea. Cuatro años de experiencia en el sector turístico, siendo guía del Castillo de Mesones de Isuela. angelluisibarzo@ociourbanozaragoza.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top