Miércoles , 28 junio 2017
Noticias Destacadas

Javier Macipe: “Intento mirar más a la realidad que al propio cine”

Con un estilo sustentado en la autenticidad y en una mirada emocional, Javier Macipe se ha convertido en uno de los nuevos rostros del audiovisual aragonés. Con el impulso de la buena acogida en festivales del cortometraje ‘Os meninos do rio’ y de la película ‘Los inconvenientes de no ser Dios’, el director zaragozano prepara en Argentina su segundo largometraje de ficción.

El director zaragozano Javier Macipe

El director zaragozano Javier Macipe

Su corto ‘Os meninos do rio’ acumula más de una veintena de premios en su trayectoria internacional. ¿Esperaba ese impacto en el ámbito de los festivales? ¿Cuál es el galardón que tiene mayor significado?

En el proceso de realización intentaba no pensar en el posible impacto para que no me distrajera de lo importante: hacer una buena obra. No obstante, una vez que ganamos el premio de distribución de Promofest, consistente en el envío del corto a más de 1.000 festivales, sí que podíamos intuir que, aunque solo fuera por probabilidad, el trabajo iba a verse en muchísimos sitios. Creo que ese premio es el más importante que podíamos ganar y el que más ilusión me hizo.

La obra retrata las inquietudes de unos jóvenes de clase humilde de Oporto. ¿Qué buscaba transmitir con los saltos desde el puente?

Por lo general no sé muy bien qué responder a la pregunta de qué buscaba trasmitir. No es que quisiera ilustrar una idea o trasmitir un mensaje, sino que más bien pretendía mostrar algo que me había emocionado a través de una historia que también me atrapa. Intento que el público pueda vivir y sentir las mismas cosas que experimenté en ese ambiente tan especial que es la ribera de Oporto.

Fotograma del cortometraje 'Os meninos do rio'

Fotograma del cortometraje ‘Os meninos do rio’

La filmación se realizó en portugués. ¿Cómo fue la experiencia con el equipo local?

Tuve que aprender un nivel básico de portugués para poder comunicarme con los jóvenes actores y con parte del equipo. La experiencia fue muy emocionante. Al principio teníamos cierta inquietud porque pensábamos que quizá el equipo español no sería bien recibido por rodar algo tan propio de los portugueses, pero ocurrió todo lo contrario y fuimos muy bien recibidos. Ahora en Oporto tenemos un montón de buenos amigos con los que deseo volver a trabajar en el próximo proyecto, sea donde sea.

El proyecto puede favorecer sinergias entre profesionales portugueses y aragoneses.

Sí, el mundo es cada vez más pequeño. Todavía veo que hay gente con la mentalidad de que rodar lejos puede resultar más caro, pero no es así en absoluto. Se trata de buscar sinergias en cualquier parte y encontrar historias emocionantes sin atender demasiado a las fronteras. No es que esto sirva de receta, sino que es la manera en la que me gustaría seguir trabajando.

Cartel de 'Os meninos do rio'

Cartel de ‘Os meninos do rio’

¿Su éxito en el palmarés de los festivales de Zaragoza y de Fuentes de Ebro supone un estímulo para continuar? Tiene el valor añadido de que el reconocimiento se produce en casa.

Lo de Fuentes fue muy emocionante. Ganar en todas las categorías en las que estábamos nominados con ‘Os meninos do rio’ es algo que no podíamos ni soñar. Es un festival al que le tengo especial cariño porque los premios que recibió hace años mi cortometraje ‘Cuídala bien’ supusieron un empujón enorme para mi carrera cuando prácticamente no había hecho nada todavía. El de Zaragoza también constituyó una alegría inmensa al ganar un premio con ‘Os meninos do rio’ y otro con ‘Los inconvenientes de no ser Dios’ y además estrenar los trofeos Augusto. Ahora, si cabe, todavía siento más cariño por estos festivales.

Ha debutado en el largometraje de ficción con ‘Los inconvenientes de no ser Dios’, una película experimental, toda una declaración de intenciones sobre su concepto del cine. ¿Podría definirlo?

No me gusta calificarla como una obra experimental porque al filmarla no experimentaba con nada que no hayan hecho ya de mil maneras muchos directores que han llegado más lejos que yo. La diferencia con otras películas reside en que no busca agradar al público pensando que es idiota, sino que parte del punto de vista de que la gente que la verá es inteligente y sensible. Por otro lado, en lugar de aceptar clichés del cine y de la televisión, la película intenta mirar más a la realidad que al propio cine. Eso se materializa en una estructura original y en una impresión de realidad fuerte al verla, ya que por momentos se acerca a una verdad documental.

Fotograma de la película 'Los inconvenientes de no ser Dios'

Fotograma de la película ‘Los inconvenientes de no ser Dios’

Desarrolló el filme con el respaldo de la Fundación Antonio Gala. ¿En qué se caracterizó el proyecto? ¿Cómo fue el proceso de rodaje?

Comenté a la Fundación Antonio Gala que se podía hacer una película sin apenas medios si se enfocaba de otra manera y ellos apostaron por mi idea. Trabajé con unos chicos de una escuela de imagen y sonido de Córdoba. En el equipo estábamos siete personas, pero a veces rodábamos entre tres. Esto supone una limitación en algunos aspectos, aunque en otros permite trabajar con mucha libertad y favorece que los actores estén más relajados y que intentemos llegar más lejos en algunos aspectos. La película se realizó en régimen de convivencia con creadores de otras disciplinas y ese ambiente tan estimulante se refleja en la pantalla.

Presentó el largometraje en una sala de cine. ¿Podrá verse en la cartelera o las peculiaridades de la obra limitan su difusión comercial?

Cualquier película lo tiene difícil para aguantar en el cine. Creo que conseguiremos mostrarla de forma comercial en Andalucía y Aragón, pero no nos obsesionamos con eso. La película es distinta a muchas de las que están ahora en el cine y por tanto su distribución también tendrá que ser diferente para que pueda llegar a su público, que existe.

Cartel de 'Los inconvenientes de no ser Dios'

Cartel de ‘Los inconvenientes de no ser Dios’

Prepara en Argentina su segunda película de ficción. ¿Qué detalles puede avanzar del proyecto?

No puedo contar mucho todavía, solo que estará basada en la vida de un personaje bastante conocido, en realidad será su historia familiar. Ya contamos con el contrato de derechos biográficos y llevo más de un año inmerso en el proceso de documentación, con el que ahora continúo al otro lado del océano. El proyecto, una vez se anuncie, será una grata sorpresa para mucha gente.

¿Se puede vivir del audiovisual en Aragón?

Del audiovisual sí, de hecho hay unas cuantas productoras con una larga trayectoria que salen adelante con muchísimo esfuerzo. Vivir del cine ya es otra cosa. Desde luego no se puede vivir del cine si tu público potencial solo es aragonés, pero por supuesto sí que puedes ser aragonés y llegar a vivir del cine. Hay otros ejemplos que lo demuestran, véase el caso de Miguel Ángel Lamata, que para mí es un ejemplo.

Acerca de Enrique Abenia Picazo

Colaborador/Redactor de Ocio Urbano Zaragoza en la sección de cine. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, se ha especializado en temas cinematográficos (críticas, artículos, entrevistas y cobertura de festivales). Escribe críticas de cine en 'Heraldo de Aragón', medio en el que colabora tras su experiencia de cinco años como redactor, y coordina la web y la revista digital de 'Cinemascomics.com'. También colabora en 'La culpa es del script' y en las secciones de cine de los programas radiofónicos de On the air Producciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top