Domingo , 24 junio 2018
Noticias Destacadas

El Arco del Deán, un punto emblemático de la ciudad

MiniaturaSituado en la calle del Deán, encontramos un singular elemento arquitectónico que nos lleva a la configuración urbanística medieval, y que crea un rincón de encanto especial que ha sido transformado a lo largo de los siglos. El arco del Deán, se convierte  así en uno de los elementos más pintorescos del centro de Zaragoza.

El arco del Deán prolonga su historia desde el siglo XIII al XX. Se trata de un elemento urbano que conecta de forma voladiza dos edificios siguiendo un esquema claramente de ciudad medieval, donde el crecimiento urbanístico denominado orgánico, hace que las construcciones crezcan sin respeto a las líneas rectas, tanto en el trazado horizontal como vertical, sin un trazado racionalista.

General

El arco tiene su origen en 1293, cuando se construyó una sala a modo de puente para unir la casa ya existente, que es el edificio adosado a la Catedral de San Salvador (la Seo), y las casas de enfrente que habían sido compradas para albergar la continuación de la casa del Deán. El arco con voladizo se localiza cerca de la puerta de San Bartolomé, en el lado oriente de la Catedral, y fue contruido con los materiales propios de la época junto con una lonja abierta en el edificio mayor.

En el siglo XVI, entre 1585 y 1587, las casas sufrieron reformas llevadas a cabo por el prior Juan Antonio Romero.  Fue entonces cuando se cerró la lonja del edificio mayor, y la estética del arco apuntado se vio alterada con la inclusión en su parte superior, por un lado de una galería de arcos ajimezados de traza mudéjar que hoy podemos admirar como mirador abierto hacia la plaza de San Bruno, y un mirador rectangular por el lado contrario del arco, hacia la calle Pabostría.

Galeria arcosLa galería decorada que abre hacia San Bruno,  está compuesta por un marco general rectangular con labores de lazo tallado de yeso en el perímetro, y una sucesión de tres arcos adosados entre sí y a su vez geminados realizados también en yeso, trabajo que recuerda las labores de las puertas del palacio de los Reyes Católicos en la Aljafería. La decoración de cada uno de los arcos del mirador es diferente, guardando la misma estructura de arco ajimezado, con un arco superior que engloba en su interior decoración con un círculo central y dos arcos separados por el parteluz en la zona inferior.

La casa del Deán fue empleada como tal durante siglos, albergando en ella personajes ilustres de la historia de Zaragoza. En el siglo XIX, sufrió graves daños durante la Guerra de Independencia, hasta que en 1951 fue abandonada por considerarse edificio en ruinas e inservible como vivienda. Dos años más tarde, el edificio fue adquirido por la actual Ibercaja, entidad que acometió y financió la profunda reforma y restauración, que dió como resultado la obra que hoy podemos admirar. En la actualidad, el arco y casa del Deán sigue siendo propiedad de la entidad, que lo destina como depósito de las obras pertenecientes a su patrimonio.

Acerca de Patricia Alvarez Zamora

Patricia Álvarez Zamora. Colaboradora/Redactora de Ocio Urbano Zaragoza en la sección de Historia. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense y diplomada en Restauración, especialidad en Pintura. Máster en educación para el profesorado. Con diez años de experiencia en el ámbito de la Restauración, varios trabajos realizados en el Museo Nacional Centro de Arte de Reina Sofía y en la Catedral de Tarazona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top