Domingo , 22 septiembre 2019
Noticias Destacadas

Las Zaragoza Hermanadas

Son muchas las ciudades hermanadas con Zaragoza;  Belén, Pau, Tijuana, etc…. Pero de entre todos estos hermanamientos hay uno que puede llamarnos la atención,  me refiero al hermanamiento de Zaragoza con Zaragoza. Sí, sí, no hay ningún error, con fecha de 9 de septiembre de 1976, el ayuntamiento zaragozano reunido en pleno y encabezado por su entonces alcalde, Miguel Merino Pinedo, dejó constancia del hermanamiento entre nuestra ciudad  y  la ciudad guatemalteca de mismo nombre.

( Foto panorámica de Zaragoza, en el departamento de Chimaltenango, Guatemala )

Pero la Zaragoza de Guatemala no es la única tocaya de la capital aragonesa, basta con escribir Zaragoza en el buscador de la más famosa enciclopedia on-line para descubrir una larga lista de poblaciones que diseminadas por cuatro de los cinco continentes (solo Oceanía carece de su propia Zaragoza), comparten el nombre de Zaragoza. Como es lógico, estas “otras Zaragozas” se encuentran ubicadas en países que han formado parte en algún momento de su historia, de la nómina de colonias españolas.

De todos es sabido lo común que era entre los conquistadores, bautizar o rebautizar los núcleos que iban bien fundando o bien arrebatando a los indígenas, con los nombres de importantes ciudades de la metrópoli. Esta costumbre no fue algo exclusivo de los españoles, por ejemplo Nueva York en un primer momento fue bautizada por los holandeses como Nueva Amsterdam y cuando años después fue ocupada por los ingleses la rebautizaron con el topónimo que ha llegado hasta nuestros días.

La Zaragoza africana es un pequeño poblado de Guinea Ecuatorial, situado en la región de Bioko Norte, mientras que las Zaragozas asiáticas, hablo en plural porque son tres, se encuentran en el archipiélago filipino, archipiélago que formó parte del Imperio Español desde 1521 y hasta 1898,  año del “desastre colonial”.

Pero como es lógico dado que fueron las colonias más importantes de España, la mayoría de Zaragozas las podemos encontrar en América Latina, países como  Colombia, México, Venezuela, Costa Rica, El Salvador además de la ya nombrada Guatemala, cuentan con una o con varias Zaragozas entre sus poblaciones.

General-Ignacio-ZaragozaMás concretamente es en México donde se encuentra en el mayor numero de topónimos zaragozanos, aunque la mayoría de estas Zaragozas no deben su nombre a nuestra ciudad sino a Ignacio Zaragoza, un general del ejército Mexicano que se consagró como héroe en la batalla de Puebla donde logró derrotar a las tropas francesas del Segundo Imperio. Años después y en honor del general, la ciudad de Puebla pasó a conocerse como Puebla de Zaragoza y siguiendo este ejemplo en otras partes del país varios municipios relacionados con el general Ignacio Zaragoza también cambiaron su nombre en honor del héroe.

(Retrato del General Ignacio Zaragoza, que aparece en los billetes de 500 pesos mexicanos)

 Pero como decíamos al principio, de entre todas estas tocayas,  la primitiva Zaragoza sólo está hermanada con la Zaragoza situada en las montañas de Guatemala, más concretamente en el departamento de Chimaltenango. La actual ciudad fue fundada allá en el siglo XVIII por unas cuantas  familias españolas, parece ser que mayoritariamente originarias de Aragón. Estas familias quisieron rendir un homenaje a la tierra de sus antecesores con su fundación, pero no lo hicieron bautizando a la nueva población con el nombre de la capital de Aragón, sino que decidieron bautizar  su población con el nombre de la patrona de Aragón y así pasó a conocerse el nuevo enclave como Valle de Nuestra Señora del Pilar.

( Parroquia y plaza de Nuestra Señora del Pilar en la Zaragoza guatemalteca)

Fue  en pleno el siglo XIX  cuando este nombre se cambió por el de Zaragoza. Aunque hubiera  transcurrido más de un siglo desde la fundación de la urbe quedó patente que los habitantes  no habían olvidado sus orígenes aragoneses, cuando decidieron rebautizar su ciudad con el nombre de Zaragoza. A día de hoy, en el centro de la ciudad y al lado del ayuntamiento se conserva el templo parroquial dedicado a la Virgen del Pilar, que ejerce además como patrona de la ciudad. En honor de su patrona todos los meses de octubre se realizan las fiestas más importantes de la ciudad, donde no pueden faltar  la tradicional procesión, los fuegos artificiales, los bailes, etc. Con estos orígenes y teniendo en cuenta todas estas similitudes que hemos ido viendo, el hermanamiento entre la Zaragoza del Ebro y su hermana pequeña de Chimaltenango está de sobras justificado.

En esta  imagen se recoge un instante de la procesión de la Virgen del Pilar del pasado 12 de octubre, si nos fijamos en detalle y puestos a sacar parecidos, el monaguillo que va sujetando la imagen de la Virgen, ¿no os recuerda a un Infantico?

Acerca de Ángel Luis Ibarzo Aldea

Ángel Luis Ibarzo Aldea. Colaborador/Redactor en Ocio Urbano Zaragoza en la sección de Historia de Zaragoza. Licenciado en Historia en la Universidad de Zaragoza, con Máster en Historia Contemporánea. Cuatro años de experiencia en el sector turístico, siendo guía del Castillo de Mesones de Isuela. angelluisibarzo@ociourbanozaragoza.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top