Lunes , 17 diciembre 2018
Noticias Destacadas

Jorge Blas: “El cine no va a morir nunca”

A sus 38 años, Jorge Blas acumula una amplia experiencia en la realización televisiva y en el mundo del cortometraje, trayectoria que en 2013 incluye premios en el XVIII Festival de Cine de Zaragoza y en el IV Certamen Segundo de Chomón. El zaragozano es el director y uno de los creadores de ‘Los últimos’, webserie de ciencia ficción que puede convertirse en película.

Ahora está inmerso en la webserie ‘Los últimos’. ¿Cómo está concebido el proyecto?

Un grupo de amigos nos reunimos con la intención de crear una serie apocalíptica, pero el tema no era habitual en la televisión española. Entonces vimos que por cuestiones de producción y medios podíamos preparar una webserie. Hace unos meses grabamos el tráiler y el piloto y ahora hemos rodado el primer capítulo, que cuenta con la presencia de la actriz zaragozana Salomé Jiménez y de Bart Santana. En este rodaje nos hemos dado cuenta de que, debido al nivel de producción y al esfuerzo humano y técnico, el proyecto de ‘Los últimos’ es más propio del cine que del ámbito de las webseries. Por eso ahora el equipo valora sacar adelante un largometraje. Sería una película apocalíptica estructurada en historias protagonizadas por distintos personajes y con un nexo en común.

El director zaragozano Jorge Blas.

El director zaragozano Jorge Blas.

¿En qué cambia el largometraje la idea inicial?

Un largo es complicado de producir y de vender sin arruinarse por el camino. No queremos rodar una película por el simple hecho de hacerlo; el objetivo es que ‘Los últimos’ garantice al equipo seguir haciendo cine. Debemos buscar los medios para que el factor riesgo sea menor. De momento vamos a trabajar en la posproducción del primer capítulo y después realizaremos vídeos virales para crear una comunidad de fans y obtener una pequeña fuente de financiación a través del ‘crowdfunding’.

El momento es idóneo para jugar con la idea del Apocalipsis.

Sí, al margen de la potencia visual, en ‘Los últimos’ queremos mostrar la capacidad de supervivencia del ser humano. Planteamos situaciones que, si le quitas el componente apocalíptico, podrían ocurrir hoy. ‘Los últimos’ narra los efectos de una tormenta solar y ahora vivimos una tormenta económica.

Ha sido un buen año en lo profesional: ‘Te escucho’ ganó un premio en el Festival de Zaragoza, al igual que ‘El vagabundo’ en el Certamen Segundo de Chomón. Y el protagonista de este último corto, Nacho Rubio, fue reconocido en los Premios Simón.

Después de siete años en la televisión he vuelto al cine y estoy contento porque ha funcionado. ‘El vagabundo’ se proyectó en Fantasporto y en otros festivales, y el estreno de ‘Te escucho’ no ha podido ir mejor con el premio en el Festival de Zaragoza. Con independencia del momento social, hay que hacer lo que te gusta. Es nuestro momento, no hay otro; no podemos esperar a que pase la tormenta mientras nos quejamos. Debemos sacar adelante nuestros proyectos e ideas ahora, es lo que hay.

Fotograma de 'Los últimos' con la actriz zaragozana Salomé Jiménez

Fotograma de ‘Los últimos’ con la actriz zaragozana Salomé Jiménez.

Su trayectoria ahonda en las historias de ciencia ficción y terror. ¿Qué le atrae de ellas?

El terror vino motivado por los ‘Diarios del miedo’ que realicé para ‘Cuarto Milenio’. Me gusta más rodar historias de terror que ver películas de ese género. Lo que me gusta es mezclar la realidad con la ciencia ficción y el fantástico, partir de una situación que el espectador identifique como habitual y que de repente el relato tome otros derroteros. Por ejemplo, en ‘Te escucho’ aparecen fantasmas y ‘El vagabundo’, extraterrestres.

¿Cómo recuerda su etapa en ‘Cuarto milenio’?

En siete años rodé 22 cortos dentro de ‘Diarios del miedo’ y dirigí más de 200 recreaciones. Cuando empezó el programa en 2005 pensé que solo iba a durar en antena los tres meses de contrato firmados con Cuatro, pero por suerte se convirtió en un éxito. La razón está en que Iker Jiménez y su equipo se preocupan por dotar de una cierta rigurosidad a los temas, no juegan al amarillismo y tratan de explicar los asuntos tanto al aficionado como al menos crédulo.

¿Vivió de cerca el misterio?

Recuerdo una recreación que grabamos en el castillo de Riba de Santiuste (Guadalajara), donde se hablaba de las apariciones de una dama vestida de blanco que fue asesinada. Las dramatizaciones no se solían rodar en el mismo lugar en el que ocurrían los hechos, pero en este caso sí. El relato se centraba en un equipo de la Cadena Ser que acudió allí hace 20 años y sufrió fenómenos extraños. El castillo era espeluznante y por la noche, durante una tormenta, parecía el típico de las historias de terror. Ocurrieron cosas raras y pasamos mucho miedo.

Cartel del cortometraje 'Te escucho', de Jorge Blas

Cartel del cortometraje ‘Te escucho’, de Jorge Blas.

¿Cambia la perspectiva al ver la situación del audiovisual aragonés desde Madrid?

Sí, cambia un montón. Me fui a vivir a Madrid en 1999 y ahora veo que la gente que estudia audiovisuales se queda a trabajar en Zaragoza, lo que antes era imposible. No debemos compararnos con Madrid o Barcelona, sino con Sevilla, Bilbao o incluso Valencia. Del día a la mañana no se van a producir diez largometrajes al año, pero tenemos que reconocer que en Aragón se han hecho cosas. No estamos tan mal. Mis amigos de fuera alucinan cuando ven el caldo cultural de exposiciones, muestras y festivales que hay en Zaragoza.

El cine español siempre es motivo de debate. ¿Saldrá la industria de la crisis?

El cine no va a morir nunca. La forma de ver las películas ha cambiado, pero la gente las sigue demandando. Hay que estudiar cuál es la fórmula para que las obras lleguen al espectador, así como abaratar los modelos de producción y desarrollar otras plataformas de exhibición. Al igual que con la situación económica y política, el cambio será lento y difícil pero saldremos adelante.

Para finalizar, ¿qué se siente al tener el mismo y nombre y apellido que un popular mago (Jorge Blass)?

En ocasiones algún actor me ha dado la enhorabuena y decía que me conocía, a lo que le respondía: “No soy el mago”. Me han invitado a fiestas en las que pensaban que era el mago y, ya en el lugar, me daba cuenta de que el acto no era para mí. Los amigos bromean y me dicen que soy el mago del cine.

Acerca de Enrique Abenia Picazo

Colaborador/Redactor de Ocio Urbano Zaragoza en la sección de cine. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, se ha especializado en temas cinematográficos (críticas, artículos, entrevistas y cobertura de festivales). Escribe críticas de cine en 'Heraldo de Aragón', medio en el que colabora tras su experiencia de cinco años como redactor, y coordina la web y la revista digital de 'Cinemascomics.com'. También colabora en 'La culpa es del script' y en las secciones de cine de los programas radiofónicos de On the air Producciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top