Jueves , 19 julio 2018
Noticias Destacadas

El mosaico de Orfeo, muestra de la riqueza de una domus romana

miniaturaEn el siglo II d.C., en la actual calle de la Zuda 1, se situaba la que hoy conocemos como casa de Orfeo o casa de San Juan de los Panetes. Esta domus de época romana fue en su día un edificio unifamiliar de grandes dimensiones, del que hoy nos queda como vestigio más importante el que fuera pavimento del triclinio (sala comedor), el magnífico Mosaico de Orfeo.

Uno de los restos del pasado romano de Zaragoza más llamativos que conservamos, es el gran mosaico de Orfeo que hoy se expone en el Museo de Zaragoza. Este mosaico era el  pavimento del triclinio de la domus familiar situada en la actual calle de la Zuda, un mosaico realizado en el conocido como opus tessellatum (obra de teselas, que son las pequeñas piezas de colores que se adhieren para formar el diseño), e impactante por sus grandes dimensiones, 3’81 x 1’84 m.

GeneralEste tipo de obras se podían encontrar en casas, llamadas domus, de familias adineradas que podían permitirse el lujo de decorar con obras laboriosas sus hogares, y que se diferencian de las ínsula, que eran bloques de viviendas para las personas de menos recursos.

El tema desarrollado en el mosaico, es el de Orfeo amansando a las fieras con su música. El tema órfico es uno de los temas recurrentes de la iconografía clásica, dado que se representaba como alusión a la fuerza pacificadora. Valiéndose de este argumento de transfondo ético, a través de la composición y elección de los colores, se logró un elemento decorativo profundamente estético donde destaca la gran variedad de colores. Contrastados entre sí pero de tonalidad pastel se localizan en las ricas vestiduras, en el pelaje de los diferentes animales, así como en el follaje del árbol de fondo.

Respecto a la composición, la distribución de las figuras parece dividirse en dos zonas, la superior con la imponente figura de Orfeo, y la inferior donde, en dos filas, se localizan los animales salvajes que están siendo apaciguados por la música. Orfeo aparece sentado sobre rocas tocando su lira de siete cuerdas y vestido a la manera frigia,  rodeado por ramas de árboles con exóticos pájaros, y diversos animales de pequeño tamaño a sus pies. En la zona inferior, encontramos los animales salvajes; pantera, león, tigre… y una gran pérdida en el ángulo izquierdo, donde muy probablemente y siguiendo la composición, se localizaba otra fiera.Detalle animal

La disposición en dos planos tan diferenciados, probablemente se debió a que el pavimento decorativo tuvo que adaptar sus dimensiones al espacio disponible en el suelo de la sala, es por ello que el formato de la obra ha resultado tan alargado en lugar de establecerse una composición más natural donde las figuras se localizasen en planos contiguos, y no uno sobre otro.

En la domus de la calle de la Zuda, se encontraron otros mosaicos igual de interesantes también expuestos en el Museo de Zaragoza. Se trata del mosaico de Eros y Pan, que sufrió graves daños al ser arrancado se su ubicación original, y de mosaicos de formas geométicas.

 

Acerca de Patricia Alvarez Zamora

Patricia Álvarez Zamora. Colaboradora/Redactora de Ocio Urbano Zaragoza en la sección de Historia. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense y diplomada en Restauración, especialidad en Pintura. Máster en educación para el profesorado. Con diez años de experiencia en el ámbito de la Restauración, varios trabajos realizados en el Museo Nacional Centro de Arte de Reina Sofía y en la Catedral de Tarazona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top