Jueves , 20 septiembre 2018
Noticias Destacadas

Solbrillas, más allá del glamour de los grandes desfiles

Lola nos abrió de par en par las puertas de su taller, situado en la calle Cesáreo Alierta. Es la artífice de la etiqueta Solbrillas y quien revolucionó la pasada Madrid Fashion Week con sus originales sombrillas en el desfile de Ion Fiz. Por esta razón acudimos a conocer mejor su trabajo, y si algo quedó claro tras la entrevista que nos concedió esta artista zaragozana, es que todavía tiene mucho que decir en el el mundo de la moda.

Como nos cuenta su página web “las creadoras de Solbrillas somos tres mujeres cercanas a los 60 años, pero con mentalidad de 30 y con suficiente experiencia para haber comprobado, en la propia piel, los daños que el sol puede producir si no nos protegemos adecuadamente”. “Artesanales y únicas, nuestras Solbrillas marcan estilo a la hora de protegerse del sol y despliegan todo un imaginario creativo y personal. Nos inspiramos en la moda y el arte para crear nuestras colecciones, con piezas firmadas por artistas y piezas artesanales diseñadas con telas y composiciones exclusivas”. Todo esto y mucho más es Solbrillas.

Lola, conocemos tu trabajo desde hace escasamente medio año ¿cómo has vivido el comienzo de esta nueva aventura llamada Solbrillas?

Mi profesión de toda la vida ha sido azafata de vuelo de Iberia, y logré prejubilarme hace ya varios años. He vivido en varios sitios como Costa Rica, República Dominicana y Madrid, pero siempre dije que volvería a mi tierra porque soy una persona muy familiar, de hecho vivimos todos en el mismo edificio, que es además donde me he montado mi taller. Ciertamente, la experiencia cultural que me ha dado el viajar tanto me ha dado un bagaje muy importante para lo que estoy haciendo ahora.

No soy una persona que se haya acomodado, tenía un buen trabajo, tenía libertad, pero a mí me gustan las cosas diferentes y los retos. Supongo que por eso entré en este negocio. Decidí que mis últimos días laborales los quería tener en mi tierra, en algo que me gustase y en un proyecto completamente nuevo. Tenía mis ahorrillos guardados y he reunido fuerza para emprender Solbrillas.

La moda me ha gustado desde siempre, soy una mujer coqueta. En mi casa mi madre de toda la vida nos ha hecho la ropa, de hecho las prendas más bonitas que he tenido son las que me ha hecho mi madre. Ella tenía una colección impresionante de telas, hasta hice un armario especial sólo para guardar estas telas.

¿Cómo se concretó el proyecto Solbrillas?

Comencé a pensar en la idea de negocio que es actualmente Solbrillas cuando coincidieron varias cosas que me hicieron reflexionar. Por un lado siempre me ha gustado la moda. Y por otro, estoy muy sensibilizada con la problemática del cáncer de piel, ya que he vivido casos muy cercanos. Además, las mujeres de mi edad llegado cierto momento todas nos preguntamos de dónde salen las manchas que tenemos en la piel y si serán dañinas. De esta sensibilización es de la que realmente nació Solbrillas.

La anécdota que me hizo ver realmente de la necesidad de una sombrilla fue un día que yo estaba en Madrid y me di cuenta que mi piel tenía la marca del reloj a pesar de no ser verano, de no conducir con el brazo apoyado en la ventanilla y de cuidar mi piel.  Así fue como me lancé a montar este negocio, aunque un poco inconscientemente, como soy yo (risas).

FOTOS CIBELES ION 012

 Y de aquí viene la idea de especializarte en un elemento como las sombrillas… 

El elemento sombrilla se me ocurrió por el momento “marca del reloj” y pensé que era una situación peligrosa para nuestra piel. Me metí en internet, investigué, y vi que no había ningún producto como el que yo tenía en la cabeza, bonito y recomendable para la salud. En esta investigación descubrí que existían telas con protección UVA que hasta el momento desconocía como la ofelina.

Las sombrillas siempre han sido un elemento indispensable para las damas de cierta relevancia social. Antes de que en 1920 Coco Chanel pusiera de moda el bronceado, lo que se llevaba era una piel blanca. Como eran los campesinos lo que estaban morenos por trabajar al aire libre, tener la piel clara significaba diferenciarse de esa clase social. De hecho, de aquí viene la frase “ser de sangre azul”, que alude directamente a la nobleza, ya que cuando la piel es de color claro es más sencillo ver el color azul que tienen nuestras venas, no porque la aristocracia tuviera la sangre de este color.

Otro ejemplo de concienciación con la salud de la piel lo encontramos en la cultura asiática. Estas personas tienen en sus países un clima cálido y además húmedo, pero siempre llevan un sobrero grande que les tapa bien la piel, sombrillas e incluso los campesinos que van mucho en bicicleta de países como Vietnam llevan manguitos. No veremos a estas personas en manga corta, porque se protegen mucho. Por estas razones en Asia hay muy poca prevalencia del cáncer de piel.

ion fiz

Entonces Solbrillas cuenta con dos líneas diferentes de sombrillas, cuéntanos por favor más detalles acerca de la gama Salud. 

Mi proyecto tiene dos líneas diferentes, la de novia-eventos y la de salud. Esta gama de salud va a tener un precio inferior y más accesible que la de alta costura porque queremos que la gente se proteja del sol por su salud. Las sombrillas de la gama salud protegen del sol en un 80%. Siguiendo con esta línea quiero reunirme con asociaciones contra el cáncer, ya he tenido reuniones con dermatólogos que han aplaudido esta iniciativa y estoy encantada de poder poner mi granito de arena para combatir una enfermedad tan dura como es el cáncer de piel donando además un porcentaje de las ventas a esta causa.

Esta parte del proyecto Solbrillas para mí es fundamental. Soy una persona concienciada en mejorar en la medida de mis posibilidades la sociedad ayudando a la gente que me rodea. Por eso para mí es muy importante involucrar a mi empresa en iniciativas solidarias y responsables con la comunidad.

A mí me parece que uno de los grandes problemas en los que hemos convertido esta sociedad de consumo y me incluyo dentro de ella, es que hemos dejado de pensar que cuando vamos por la calle al lado tenemos una persona, detrás otra y al lado otra. Somos un colectivo y hemos de apoyarnos en todos los sentidos.

Yo he vivido esta solidaridad en el apoyo de Elena Benarroch, que es una de las mejores diseñadoras del mundo. Elena nos abrió las puertas de su tienda sin conocernos de nada, dejó que le presentáramos nuestras sombrillas y nos dejó hacer una pop-up dentro de su tienda. Eso es colaborar y ayudar a un pequeño que está comenzando, y yo desde luego si en algún momento llegamos a ser algo dentro de este mundo estaré encantada de poder ayudar a otros diseñadores y creativos. Separados no somos nada, somos un colectivo y tenemos que ayudarnos los unos a los otros.

ion_fiz_pasarela_

¿Cómo fue dar el paso de desfilar en la Madrid Fashion Week para Ion Fiz?

Sucedió todo en un breve espacio  de tiempo. Me fui en junio a Madrid para promocionar nuestras sombrillas con la buena suerte que logramos gracias a unos contactos. A Elena Benarroch le encantó la iniciativa y nos propuso vender mediante una pop-up en su tienda. Fue ella la que llamó a amigos y a gente del mundo de la moda para que acudiera a la tienda a ver nuestras sombrillas. Organizamos un desayuno fantástico para la prensa al que acudieron numerosos medios de comunicación que hablaron muy bien de Solbrillas.

A raíz de salir en los medios esa semana, se puso en contacto con nosotras la directora de comunicación de Ion Fiz, quien le había insistido en que tenía que lograr que desfiláramos con él en la Madrid Fashion Week. Por supuesto le dijimos que sí. Todo esto en un mes. Tuvimos que preparar nuevas sombrillas para el desfile con las indicaciones que nos dio Ion, nos envió dibujos y telas para que preparáramos nuestras sombrillas a juego.

Fue un proceso muy emocionante y algo estresante. Tendrías que habernos visto en el viaje que hicimos desde Zaragoza a Madrid. Llevábamos el coche lleno de sombrillas hasta arriba, si llegamos a tener un accidente no nos hubieran podido sacar, éramos una pura sombrilla, parecía que estábamos en una película de Almodóvar (más risas).

FOTOS CIBELES ION 145

Estar en la Madrid Fashion Week fue una experiencia muy bonita. Ion se quedó encantado con el resultado y vino también Elena Benarroch al desfile invitada por nosotras. Muy contentas con esta experiencia.

¿Dónde te puede encontrar la gente?

Desde la web de Solbrillas, allí está todo la información de contacto. Estamos mejorando la web y queremos establecer un canal de venta online, estamos trabajando en ello para ofrecer esta posibilidad pronto.

 FOTOS CIBELES ION 143

 

 

 

Acerca de Amaya Morlans

Amaya Morlans. Colaboradora/Redactora de Ocio Urbano Zaragoza en la sección de moda. Postgrado en Comunicación y Marketing de marcas de moda y lujo . Ocho años de experiencia profesional en empresa y medios de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top