Lunes , 21 octubre 2019
Noticias Destacadas

Siempre Japón

OLYMPUS DIGITAL CAMERACon motivo del cuarto centenario de las relaciones entre España y Japón se han organizado una serie de actividades entre las que cuenta la exposición que ofrece el Centro de Historias, “Siempre Japón”. La fuerza y la belleza de la naturaleza japonesa sirven como tema para acercar al público a la idiosincrasia del pueblo japonés. Una naturaleza venerada por los japoneses por su extraordinaria belleza, pero que resulta a la vez indómita e imprevisible como demostró el tsunami que arrasó el país en 2011.

En la primera sala encontramos Los retratos de los héroes de Fukushima del artista japonés Kazuma Obara, que recibieron el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, así como imágenes de la reconstrucción y transformación llevada a cabo tras el desastre. Estas fotografías son muestra de una de las características del pueblo japonés, su capacidad para asumir la tragedia y la fortaleza con la que surgen de sus cenizas. Este espíritiu de superación se refleja en el poema Sin perder contra la lluvia de Kenji Miyazawa.

El emblematico monte Fuji es el protagonista indiscutible de la siguiente sala. A lo largo de los siglos la veneración hacia este icono del país se ha ido extendiendo, llegando a ser designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El conjunto de fotografías y piezas lacadas nos muestran su naturaleza cambiante, unas veces cubierto por la nieve o por la lluvia, y otras envuelto entre las nubes o teñido por los rojizos tonos del atardecer. Su belleza ha servido como fuente de inspiración para artistas de todas las épocas.

Para finalizar nos introducimos en el hogar japonés a través de una serie de objetos de uso cotidiano como pinturas, estampas, muebles, cerámicas o vajillas lacadas de distintas temáticas siempre inspiradas en la naturaleza. Este conjunto de piezas ejemplifica la fascinación del pueblo japonés por la naturaleza y su necesidad de vivir en armonía con ella.

Entre las piezas destacadas encontramos las obras de Kousei Takenaka y Kumiko Fujimura. Se trata de pinturas a la tinta o sumi-e, una técnica de gran fuerza expresiva que requiere de gran habilidad por parte del artista ya que no permite arrepentimientos. Gracias a esa espontaneidad se logra captar la esencia del objeto, creando imágenes de gran poder evocador caracterizadas por la asimetría y la simplicidad.

El acceso a la exposición es libre, y se puede visitar hasta el 24 de noviembre en horario de 10h a 14h y de 17h a 21h de martes a sábado y domingos por la mañana en el Centro de Historias.

Acerca de Beatriz Edo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top