Jueves , 20 septiembre 2018
Noticias Destacadas

23 de Abril, día de Aragón

El 23 de abril es sin duda un día de celebraciones, ya en 1930 se fijó en esta fecha la fiesta Internacional del Libro, puesto que se creía que era el día en el que se cumplía el aniversario de la muerte de dos famosísimos escritores, Cervantes y  Shakespeare,  aunque en realidad ahora sabemos que estos dos grandes escritores no murieron el mismo día, debido a que en el siglo XVII el calendario inglés tenia un desfase de varios días con nuestro calendario.

Pero dejando a un lado aniversarios de escritores, con sus libros y sus rosas, lo que a nosotros ahora nos interesa es el 23 de abril como día de nuestra comunidad autónoma. Cuando a finales de la Transición, teniendo como referencia el artículo 8 de la nueva Constitución, Aragón elaboró y aprobó su estatuto de autonomía, se fijó el 23 de abril como la fiesta oficial de la comunidad autónoma. La elección de este día no fue nada casual, se optó por esta fecha por ser el día en el que se recuerda la memoria de San Jorge y es que este Santo a pesar de no ser aragonés, él era natural de la ciudad de Lydda en la actual Jordania, estaba íntimamente ligado con Aragón ya desde la Edad Media.

En los siglos XI y  XII, cuando Aragón estaba dedicado en cuerpo y alma a la reconquista cristiana de sus territorios más sureños, la figura de San Jorge venía como anillo al dedo para servir de  prototipo de caballero aragonés del momento: la figura de un hombre valeroso que se enfrenta al mal, ya sea este un dragón o los musulmanes, y que con la ayuda de Dios consigue la victoria. De este  singular patronazgo de San Jorge sobre Aragón tenemos una prueba escrita en la Crónica que se escribe durante el reinado de Pedro IV el Cermonioso (siglo XIV), en la que se refieren a San Jorge de la siguiente manera: “fue siempre y será, abogado de las batallas de la Casa de Aragón”.

Por eso cuando después de cuatro décadas de férrea dictadura centralista, renace en Aragón el espíritu regionalista, renace con él, el 23 de abril como fecha simbólica para nuestro territorio. Así en el año 1978 se organiza para este día una masiva manifestación en Zaragoza, manifestación que llenó las calles del centro de nuestra ciudad con más de cien mil aragoneses, que portando nuestra bandera reivindicaron su derecho a la autonomía.

estatutoEn la Constitución española de 1978 se recogían dos vías para conseguir la autonomía:  el artículo 143 conocido como la vía lenta  y el artículo 151 conocido como la vía rápida. Aragón estuvo a punto de conseguir la Autonomía por la vía rápida, como lo hizo Andalucía, pero finalmente desde la Diputación de Teruel gobernada por la UCD se frenó esta posibilidad, lo que hizo que la aprobación del estatuto se dilatara en el tiempo. Finalmente no fue hasta el 6 de septiembre de 1982 cuando el Estatuto de Autonomía de Aragón entró en vigor.

Pero llegados a este punto merece la pena señalar algo que quizá muchos no conozcan, durante la II República Aragón inició los trámites para conseguir un estatuto de Autonomía, pero la sublevación militar que inició la Guerra Civil hizo que no se pudiera llevar a cabo este anteproyecto que ha quedado para la historia como el Estatuto de Caspe, ya que tuvo su origen en una reunión celebrada en esta localidad aragonesa entre los días 1 y el 3 de mayo de 1936.

Desde que en 1932 se aprobó el Estatuto de Autonomía Catalán, en Aragón surgieron voces reivindicando un estatuto de autonomía también para nuestro territorio. El triunfo de la derecha en 1933 frenó  estas reivindicaciones, pero tras la victoria del Frente Popular en febrero de 1936 estas voces autonomistas de clara ideología izquierdista, resurgieron con más fuerza y decidieron reunirse en la ciudad de Caspe en un congreso autonomista del que salió una comisión encargada de redactar el anteproyecto de estatuto. Anteproyecto que como ya hemos dicho antes quedó frustrado por la guerra y la posterior dictadura, como otras tantas medidas reformistas y modernizadoras.

Tradicionalmente el 23 de abril no sólo ha sido un día de celebraciones oficiales, discursos y banderas florales, históricamente el 23 de abril ha sido un día de reivindicaciones políticas y sociales para Aragón, un día en el que echarse a la calle ya fuera para pedir un estatuto de autonomía, para pedir más competencias autonómicas o para mostrar el  frontal rechazo y  oposición al trasvase del Ebro… y quizá ahora más que nunca con una situación económica y social como la actual, sería necesario retomar ese camino.

Acerca de Ángel Luis Ibarzo Aldea

Ángel Luis Ibarzo Aldea. Colaborador/Redactor en Ocio Urbano Zaragoza en la sección de Historia de Zaragoza. Licenciado en Historia en la Universidad de Zaragoza, con Máster en Historia Contemporánea. Cuatro años de experiencia en el sector turístico, siendo guía del Castillo de Mesones de Isuela. angelluisibarzo@ociourbanozaragoza.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top