Miércoles , 21 febrero 2018
Noticias Destacadas

El lado más underground del teatro zaragozano

Espacio Parakultural Gromeló Con diez años de historias a sus espaldas, el Espacio Parakultural Gromeló, conducido por el actor y director Javier Harguindeguy, es pionero en Zaragoza en la elaboración de un teatro distinto, alejado de lo oficial. Los actores y sus textos cobran una dimensión diferente y el público no sale de allí sin sentir algo. Es teatro underground.

Harguindeguy aterrizó en la capital aragonesa hace doce años y quedó sorprendido cuando no encontró en la ciudad ningún lugar al que acudir para ver este tipo de espectáculos: “Lo primero que hice fue buscar el teatro under, pero nadie sabía de lo que hablaba”, recuerda. “Esta forma de teatro es para mí el caldo de cultivo del que sale el auténtico movimiento teatral, pasional, el que provoca los sentimientos, y es por eso que decidí crear Gromeló”.

Ubicado en pleno centro histórico zaragozano, este espacio cuenta con poco más que unas gradas, unos focos y un pequeño escenario con algo de atrezzo para contar sus historias. Lo importante allí, afirma Harguindeguy, es el trabajo de los actores: “Esa falta de todo es a su vez lo que te hace estar más alerta, lo que te generan la necesidad de llenar de verdad un escenario con tu actuación, ya que no tienes un espacio que transmita algo por sí mismo. Debes ser tú el que transmite todo”.

Espacio Parakultural GromelóGromeló es un tecnicismo teatral que significa decir entre dientes algo que se supone que todo el mundo sabe. “Somos un espacio paracultural, no contrario, sino paralelo. La oficialidad está en un lado y nosotros en el otro, y queremos demostrar que hay otra manera de entender la cultura”, explica Harguindeguy. El director de Gromeló cree firmemente que no existe una sola forma de hacer teatro, y que el actor debe contar lo que siente como lo siente, sin responder a límites de otros. En Gromeló, asegura, pasan cosas diferentes.

Para Harguindeguy, lo más importante del Espacio Parakultural Gromeló es que “no está ahí para quedar bien con nadie, no tiene por qué cumplir objetivos externos ni ser políticamente correcto”. Sin embargo, el hecho de querer ser underground o alternativo no puede transformarse en hacer lo que uno quiere sin ningún criterio, asevera el actor. “Creo que uno debe ser riguroso en lo que hace. Lo que hacemos es contar historias que emocionen, que hagan vibrar al público”, declara.

Una de esas historias es “Soy sola”, el espectáculo que actualmente se puede ver en Gromeló de la mano de los actores Javier Harguindeguy y Óscar Aguirre, que interpretan a Ella y Mariluz. Narra la historia de dos personas que, solas, intentan llevar adelante esa soledad, a la espera de alguien que les saque de esa habitación en la que están encerradas… pero ese alguien nunca llegará. Es una obra de humor ácido que hace referencia a las jerarquías que existen en esta sociedad, al dominio del poderoso frente al oprimido. En palabras de su director, es un texto “absolutamente actual”. Entender “Soy sola” no es una cuestión de edad: “El público que tenemos es totalmente diverso, desde adolescentes hasta personas de más de 60 años. El abanico es amplísimo”.

Escena de "Soy sola"Gromeló reestrenó “Soy sola” el pasado mes de enero. “Mantenemos la misma obra en cartel durante un largo periodo de tiempo porque creemos que hay todavía mucha gente que puede venir a disfrutar del espectáculo, algunos, de hecho, repiten”, comenta Harguindeguy. La acogida del público está siendo muy buena: “Viene gente que no conocemos, lo que significa que el boca a boca está empezando a funcionar en Zaragoza”. Sin embargo, añade el actor, esa vía de comunicación es “muy lenta y requiere mucho trabajo”.

Próximamente, Gromeló estrenará “La Revelación”, una obra unipersonal basada en cuentos de Mrozek y Chejov. Representada por Harguindeguy, narra la vida de un conferenciante cuya vida dirige su mujer y que se encuentra encerrado en una jaula de la que quiere salir pero que no sabe cómo y al final tiende a conformarse con lo que le ha tocado vivir. Cuando le mandan a dar una conferencia, acaba siendo una excusa para que él pueda expresarle al público lo que le está pasando, para revelarles algo y para encontrarse él mismo ante la posibilidad de cambiar su mundo.

Querer hacer teatro es como cuando te enamoras, necesitas hacerlo, vas contra todo y todos si hace falta para conseguir tu objetivo. Después, claramente, debes adaptarte a los cauces que existen, pero sin dejar de luchar por lo que quieres”, concluye Harguindeguy . La forma convencional de entender el teatro se está rompiendo en Zaragoza. Para comprobarlo, el Espacio Parakultural Gromeló, en el bar La Caja Tonta (c/Comandante Repolles 21), propone “Soy sola” todos los viernes a las 22.00 horas, con un coste de entrada de 6 euros. Se puede reservar en el teléfono 655 552 486.

Escena de "Soy sola"

Acerca de Marta Gascón Jiménez

Marta Gascón Jiménez. Redactora en Ocio Urbano Zaragoza. Licenciada en Periodismo por la Universidad San Jorge y cursando Grado en Sociología. Con experiencia en el ámbito radiofónico en Aragón Radio y Cadena SER Zaragoza, en comunicación internacional en Naciones Unidas y en comunicación corporativa, gestión de contenidos web, prensa online y agencias de noticias en Actualidad Media, gabinete de comunicación de Aragón Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top