Jueves , 4 junio 2020
Noticias Destacadas

Rubén Pérez Barrena: “El cine es una carrera de fondo”

Cartel "Walkie Talkie"Rubén Pérez Barrena estudió Fotografía, pero siempre le ha apasionado el cine. Tras participar en distintos proyectos, el zaragozano, de 35 años, explora su cinefilia particular en ‘Walkie Talkie’, su debut como director en el ámbito del cortometraje. La obra, un ‘thriller’ con ecos de horror, destaca por su factura visual y la presencia de Julián Villagrán y Marta Larralde en el reparto. Se estrenó de forma oficial en diciembre y ha pasado por distintos festivales.

Unos días antes del estreno de ‘Walkie Talkie’, la obra ganó el premio al mejor corto aragonés de ficción en el Festival de Zaragoza. Un triunfo en casa.

El hecho de que reconozcan tu labor en casa es un honor y supone un impulso y ánimo para continuar. El Festival de Zaragoza siempre ha dado la oportunidad a debutantes o profesionales que no habían despuntado en sus inicios. La primera vez es la más difícil.

El premio vino precedido por los galardones cosechados en la Semana del Cine y de la Imagen de Fuentes de Ebro.

Sí, en la Scife logramos los premios a la mejor ópera prima, director y montaje, este último ex aequo con ‘Reveal’, de Ignacio Estaregui. Hemos estado en ocho selecciones oficiales de festivales (Fuentes de Ebro, Zaragoza, Molins de Rei, La Orotava, Cineculpable, Ikuska, Enkarzine y Vitoria), además de en una seción paralela del Zinebi, en Bilbao. Me hizo ilusión que Julián Villagrán ganara el premio al mejor actor en el certamen de Vitoria. Los cortos no se hacen pensando en los premios; que te seleccionen de entre 600 trabajos ya es un triunfo. El cine es una carrera de fondo y hay momentos en que lo dejarías, por lo que los premios son una manera de pagar ese esfuerzo, de que se valore la labor del equipo.

Rubén Pérez Barrena (centro) y su equipo en el rodaje de Walkie Talkie

Rubén Pérez Barrena (centro) y su equipo en el rodaje de ‘Walkie Talkie’.

La acción de ‘Walkie Talkie’ se desarrolla en el desierto de Los Monegros, un paraje muy cinematográfico. ¿Qué tiene?

El 90% del corto se rodó en el término de Monegrillo, y tengo que agradecer la ayuda de los vecinos, de la asociación cultural y del Ayuntamiento. Para la localización barajamos varias opciones y, por temas de logística, al final nos decantamos por Los Monegros. Me gustan las películas ambientadas en desiertos. Ese entorno es un personaje más, y Los Monegros era el sitio perfecto para que la obra tuviera un aspecto duro, áspero y un aire ‘yankee’.

¿El rodaje fue complicado?

‘Walkie Talkie’ se grabó en cuatro jornadas maratonianas de 6.00h. a 20.00h. para aprovechar la luz del día. Fue duro por el cansancio y el calor, pero el equipo estuvo unido. Como anécdota, a dos días de empezar el rodaje nos enteramos de que el coche que aparece en pantalla estaba lleno de pulgas. La solución pasó por ir al desguace y traer otro vehículo con la grúa.

Por sus elementos, el cortometraje se inspira en el terror de los 70.

Soy fan del cine de terror y el corto está pensado desde la perspectiva de lo que me gustaría ver como amante del género. Por su tosquedad, tomamos como referencia visual ‘La matanza de Texas’. Me he inspirado en los filmes de terror que vi en la adolescencia y también en el ‘giallo’ italiano, con su carga erótica. ‘Walkie Talkie’ incluye insertos grabados en Super 8.

Rubén Pérez Barrena (izda.) con Julián Villagrán (centro) y otro compañero del equipo en un momento de rodaje.

Rubén Pérez Barrena (izda.) con Julián Villagrán (centro) y otro compañero del equipo en un momento de rodaje.

¿Cómo definiría ‘Walkie Talkie’?

Se trata de un ‘thriller’ con toques de horror y, como se ha indicado, con referencias al cine de los 70. Quizá por ese término me dio ha funcionado mejor en festivales de variedad temática que en los de género. Busqué el equilibrio y para que la historia, que podía ir hacia el ‘grindhouse’, fuera creíble teníamos que contar con actores muy buenos. ‘Walkie Talkie’ es un juego, un puzle en el que el espectador tiene que unir las piezas, pero a la hora del montaje elegimos una versión que no resultara confusa.

En el reparto figuran intérpretes conocidos como Julián Villagrán y Marta Larralde.

Uno de los productores contactó con ellos y les interesó el guión. Villagrán siempre fue la primera opción. Hace una interpretación increíble, trabaja mucho con el cuerpo. Marta Larralde participó antes de reincorporarse a ‘Gran Hotel’. Y Celine Tyll sorprende y en el fondo se narra la historia de su personaje. Todos aportaron ideas para sus papeles.

También aparece Jorge Asín en un papel alejado de lo cómico.

Cartel "Walkie Talkie"Coincidimos en el Festival de Tarazona, le conté la historia y se apuntó. Interpreta a un guardia civil y me gusta esa imagen ‘tejeril’ de su caracterización.

¿Cómo valora la situación del audiovisual aragonés?

Aragón es una tierra de cine, donde se puede estudiar la profesión, pero para dedicarse a ella hay que irse fuera. El momento económico no beneficia. La falta de ayudas, y la dificultad de ser el primer corto, han alargado el proceso a casi dos años… de parto.

Acerca de Enrique Abenia Picazo

Colaborador/Redactor de Ocio Urbano Zaragoza en la sección de cine. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, se ha especializado en temas cinematográficos (críticas, artículos, entrevistas y cobertura de festivales). Escribe críticas de cine en 'Heraldo de Aragón', medio en el que colabora tras su experiencia de cinco años como redactor, y coordina la web y la revista digital de 'Cinemascomics.com'. También colabora en 'La culpa es del script' y en las secciones de cine de los programas radiofónicos de On the air Producciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top