Sábado , 8 agosto 2020
Noticias Destacadas

La Expo sigue viva en el Centro Ambiental del Ebro

La Expo sigue viva en el Centro Ambiental del EbroFluvi vuelve a levantar sus brazos para dar la bienvenida a los visitantes, pero en esta ocasión lo hace para recordar la Expo Internacional de Zaragoza. Coincidiendo con su cuarto aniversario, el Centro Ambiental del Ebro acoge hasta el 14 de septiembre una muestra cargada de recuerdos. Visitarla es retroceder en el tiempo para volver al espectáculo del Iceberg, recrear los pasacalles del Circo del Sol o contemplar una fuente que pertenecía al pabellón de Turquía.

La exposición “Materiales para la memoria: Expo Zaragoza” surge con el objetivo de recordar uno de los eventos más importantes que se han producido en la capital aragonesa en los últimos tiempos. “Cuando Zaragoza fue elegida, buscamos recuerdos de la Expo de 1908 y no encontramos nada”, señala el que fuera adjunto a director general de Operaciones y Contenidos de Expoagua y hoy comisario de la exposición, Francisco Pellicer. Su estrecha vinculación con la muestra internacional le permitió recoger parte del legado que hoy se exhibe.

“Cuando terminó la Expo se empezó a demoler todo”, recuerda con tristeza Pellicer. Una sensación que le llevó a solicitar “a cada país que nos guardase una parte de su pabellón que fuese importante para darle una salida en el futuro”, señala el comisario. Hasta ahora, todo ha permanecido almacenado e incluso “nadie sabía que se guardaba”, resalta Francisco Pellicer.

Después de cuatro años, y con la colaboración de la Asociación Legado Expo Zaragoza 2008, parte de esos recuerdos vuelven a ver la luz. “Aquí tenemos una pequeñísima parte. Guardado tenemos veinte veces más”, señala Pellicer quien asegura que el año que viene, coincidiendo con el quinto aniversario, se hará “una exposición mucho más grande”.

Una forma de reivindicar y recordar los proyectos que se iniciaron en la capital aragonesa durante ese verano. “Aquí hay un banco de ideas que se hizo en Zaragoza y que se siguen haciendo”, señala Pellicer. “Hay que seguir apoyando e impulsando la cooperación”, añade a la vez que recuerda los diseños que se crearon y se difundieron desde el Faro.

MATERIALES PARA LA MEMORIA

La mascota de la Expo, Fluvi, es la encargada de introducirte en una muestra donde la memoria y la nostalgia se dan la mano. Una exposición donde se puede contemplar los pingüinos del espectáculo del Iceberg, la Diosa de la Fertilidad del pabellón de Indonesia, e incluso cosas desconocidas hasta ahora como es el prototipo del premio que se entregó a los pabellones ganadores.

“A mí me gusta destacar el vaso Fluvi porque todos tienen uno. En todas las casas hay uno y la gente te lo dice cuando lo ve”, resalta el comisario de la exposición, Francisco Pellicer. Y junto al merchandising, tal vez lo que más llama atención es parte del vestuario del Circo de Sol, ya que “por contrato ellos te obligan a destruirlo todo, pero nosotros les convencimos para que nos lo dejasen guardar y así poder enseñar ahora la majestuosidad de sus trajes y vestidos”, señala Pellicer.

ASOCIACIÓN LEGADO EXPO ZARAGOZA 2008

La exposición ha contado con la colaboración de la Asociación Legado Expo Zaragoza 2008. Una entidad que surgió como movimiento social ante la retirada de la escultura “Splash” de la Torre del Agua. Hoy organiza visita guiadas por el recinto de la Expo para mostrar a turistas o zaragozanos cómo ha quedado ese espacio y así darle el valor que corresponde.

Acerca de Maribel Guardiola Vidallet

One comment on “La Expo sigue viva en el Centro Ambiental del Ebro

  1. Pingback: Prorrogada la exposición sobre el legado de la Expo | Ocio Urbano Zaragoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top